You are here:

Attention: open in a new window. PrintE-mail

 

 

El amor... la celebración

 

El amor jamás daña, solo ayuda; el verdadero amor transforma, jamás destruye. El amor es el más grande regalo que podemos entregarnos a nosotros mismos y a todo lo que nos rodea

 

Estamos cerca de una de las pocas (o única) celebraciones para el Amor. Aun cuando exista una leyenda acerca de San Valentín, no es eso necesariamente lo que mantiene viva esa fecha.

 

Desde el momento en el que decidimos seguirla, hemos creado un día especial para el Amor, sin importar cuál es la raíz o el verdadero significado de esta tradición. Ya no es importante saber dónde se originó o por qué, lo único que suena atractivo es el vivirla.

 

Para nuestra Tierra es muy importante poder recordar, al menos por un día, que el Amor es la energía más fuerte y que es la primera gran alegría de un ser. Las diferentes manifestaciones de este hermoso sentimiento se encuentran en TODAS las personas de este bonito planeta, así como en cada elemento que nos rodea.

 

 

La razón de vivir

No existe nadie que no viva rodeado de esta sublime energía, aunque por supuesto hay personas que se niegan a vivir y a permitirse sentir que necesitan de esta inmensa alegría que da el Amor.

 

Ni siquiera aquellos que se consideren poco afortunados con las relaciones de pareja, familia y amigos, viven alejados de Él. TODOS, absolutamente TODOS, vivimos y vibramos dentro de esta infinita energía del Amor.

 

Aun quien viva apartado de todo siente amor por su pequeña posesión o por su propia vida; o aquella persona que piense que son sólo cursilerías, esa persona también siente Amor, no importa de qué clase, pero lo siente hacia alguien o algo; incluso si la negación lo hace pensar que se encuentra libre de ese sentimiento.

 

Sin embargo, el vivir de una forma consciente o inconsciente en este infinito sentimiento es quizá, lo que hasta hoy, nos ha mantenido vivos en este planeta adolorido.

 

¿Por qué esto puede ser posible? Porque la energía que generamos cada vez que nos dejamos llevar por el Amor (hacia la familia, pareja, amigos, mascotas, naturaleza, etc.) es tan grande, tan sublime e infinita, que viaja a una velocidad increíble, como un gran relámpago de Luz hacia todo nuestro planeta y riegan a su paso chispitas de nuestro Amor que, como semillitas, serán depositadas alrededor de nuestra Madre Tierra.

 

Es algo similar a nuestras oraciones, las cuales viajan y llegan a donde sean más necesitadas para proteger a aquellos que más lo requieran.

 

La importancia de la celebración de 14 de febrero radica principalmente en que podamos tomar conciencia que el Amor es el motor de nuestra vida y la razón de nuestra existencia.

 

Día con día debemos vivir en Él y con Él, pues con ello estamos ayudando a cumplir nuestra propia misión como seres universales y como hijos de esta Madre Tierra.

 

Además, estaremos utilizando nuestro Corazón en la forma correcta y lo nutriremos del Amor que damos y que al dar de igual manera recibimos.

 

Recordemos que esta interacción de energías es lo que ofrecemos como regalo a nuestro planeta, así como a cada uno de sus habitantes, con lo cual ponemos un granito para mantener su brillante esplendor en el universo.

 

 

 

Las transformaciones del Amor

Desgraciadamente, en nuestra sociedad actual hemos transformado de una forma terrible la manifestación y definición del Amor.

 

El empeño que ahora ponemos en nuestra vida diaria está destinado a cubrir en parte lo que es Amor al tratar de alimentar y proveer a nuestra familia de lo que creemos más importante: casa, comida, vestido, etc.

 

Pero en este proceso olvidamos una parte vital, o una de las más esenciales, proveer a nuestra familia y a nuestro entorno de Amor, manifestado en afecto.

 

El abrazar a nuestro ser querido y manifestarle qué tan importante es en nuestra vida día con día, es el mejor ritual que pueda existir. Además, con esto ayudaremos a nuestra propia energía a vibrar en una frecuencia más elevada, lo cual sirve también a nuestro sistema nervioso y a nuestra sangre.

 

Pero MUY IMPORTANTE, no basta sólo con amar y saberlo tú, necesita saberlo tu entorno, tus seres queridos, hablarlo, mostrarlo es una forma de vivirlo y de vivir plenamente como creación de Amor que somos.

 

 

¿Un sentimiento femenino?

Con los siglos hemos tomado una forma de división del Amor un poco extraña. Para muchos el manifestarlo está más relacionado con lo femenino, ya que al hombre se la hecho creer que amar demasiado, o especialmente demostrar Amor, va en contra de su hombría.

 

Otros llegan a creer que es demasiado cursi decir ¡Te quiero infinitamente! (ésta debería ser la forma de decir ¡Te quiero!, ya que el Amor es siempre infinito), con lo que se niegan a sí mismos sentir y vivir con más felicidad por el sólo hecho de liberar más sus sentimientos.

 

Pero esto no es sólo para el hombre; ahora que las mujeres hemos decidido copiar muchas actitudes de los hombres hemos caído también en esto, quizás porque de pequeñas fuimos reprimidas a expresar lo que sentíamos, o porque alguien nos hirió profundamente y preferimos cerrar la puerta a las manifestaciones de Amor.

 

Por la razón que sea, en verdad nos estamos perdiendo de algo maravilloso al privarnos a nosotros mismos, a nuestra familia, a nuestro entorno y a Dios de este Amor sin límite o restricción.

 

No existe género para el Amor ni límite alguno. El amor jamás daña, solo ayuda; el verdadero amor transforma, jamás destruye. El amor es el más grande regalo que podemos entregarnos a nosotros mismos y a todo lo que nos rodea ¿quién puede negarse a mostrar algo tan infinito y hermoso que nos ha sido entregado desde el momento en el que nos fue dado nuestro Corazón?

 

Con cada manifestación y entrega donamos lo más sagrado, lo cual se regresa de la misma manera. Cada energía de Amor manifestada, y de esta forma liberada, se convierte en las chispas que, -como dije antes-, viajarán y llegarán a florecer en el Corazón de alguien que quizá haya olvidado qué es el Amor.

 

 

 

Nos aman demasiado

Una manifestación clara del Amor que el universo nos tiene es la presencia de los Hermanos que nos visitan y ayudan desde milenios y milenios.

 

Ellos no dudan en demostrarlo con su presencia y desearían poder manifestarlo más ampliamente, sin embargo, les hemos negado ese permiso, al empeñarnos en vivir en frecuencias demasiado bajas de energía, muy alejados de las altas frecuencias del Amor.

 

Aun así, consideran que tenemos una gran capacidad de amar, a pesar de que hemos rechazado mostrárselos a Ellos; y claro que esto es entendible, pues si la mayoría de las veces hemos limitado nuestro Amor hasta a nuestros propios seres queridos, mucho más será en el caso de nuestros vecinos del universo.

 

No temamos, pues, manifestar nuestro Amor, no dejemos que nuestra mente nos limiten a algo que tenemos el derecho de vivir.

 

Recordemos que de esta manera estamos ayudando a nuestro planeta a sobrevivir y a nosotros mismos a vivir de una mejor manera, en conexión con el todo.

 

No olvidemos nunca que la manifestación del Amor se encuentra infinitamente plasmada en cada cosa, no importa que tan grande o pequeña sea, está cargada del Amor universal. Nosotros como parte de él, no podemos negar más lo que en realidad somos: Seres creados con y por Amor.

 

Flora Rocha

Fundación Sabiduría del Corazón

This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it

 

Compartir

 

 

 

Share/Save/Bookmark
Up

Pensamiento...

“La unión de todos aquellos

que queremos la Luz es lo

que hará realidad nuestros

deseos, pues no existe

nada imposible ante el

Amor y los lazos que

se crean a través de el”

Flora Rocha

Compra Online: Los Misterios de la Vida

Libro: Los Misterios de la Vida

Ya puedes comprar online el libro en México, Estados Unidos,
Canadá y Lationoamérica:
Dar click en el siguiente link

 

Te recomendamos...

Síguenos en Facebook

Banner

Boletín de Noticias

Bienvenidos a nuestro boletín










Videos de Flora Rocha - Entre Dimensiones

 

Up
Up